PASSWORD RESET

Inicio » Carrusel » El final de GIRLS, ¡adiós Hannah!

El final de GIRLS, ¡adiós Hannah!

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 Por: Ana Sierra Arzuffi

GIRLS: ¿qué nos enseñó esta maravillosa serie y por qué la vamos a extrañar tanto?

¨Creo que soy la voz de mi generación, o una voz… de alguna generación¨, es lo que Hannah le dice a sus papás en los primeros minutos del Piloto de GIRLS.

Hannah Horvath no se convirtió en la voz de su generación (o de alguna generación for that matter). Lena Dunham, sí. Pero eso lo abordaré en otro post que tengo pensado porque ¡gracias, gracias, Lena! Te queremos mucho. Bueno, de hecho, muchos la ‘odian’, pero creo que ahí aplica muchísimo el ‘te choca, te checa’ .

Los primeros episodios de GIRLS son extraños. Recuerdo que mi hermana me dijo: ‘Tienes que ver esta serie, la vas a amar’. Al principio me sacaba de onda que Hannah fuera tan… ¡Hannah! La persona más egoísta y odiosa del mundo, pero a la vez tan pero tan brillante que la ‘odiamas’ por completo. Después vienen las demás, Marnie, Jessa y Shoshanna. Todas tan, pero tan diferentes que te llegas a preguntar ¿cómo es que son amigas? (un reflejo de mi propio grupo de amigas, por cierto). ¡Qué increíble! ¡Qué real!

El que todos los personajes tengan actitudes que nos annoyean tanto que se convierten en un espejo de lo que todos llegamos a ser y hacer en distintas situaciones es completamente brillante. Los 62 episodios de GIRLS tienen un guión tan bien pensado y acertado que hasta saca de onda. Lena, quien no solo actuó, sino que produjo (junto con Judd Apatow y Jennifer Konner), dirigió y creó la serie, le dio justo al clavo. Justo. Necesitábamos una serie como GIRLS urgentemente.

Todos esperábamos un final diferente. Nadie esperaba que el último episodio fuera así. Tal vez nos imaginamos la escena final perfecta: un cameo que muestra a Hannah, Shosh, Marnie, Jessa, Adam, Ray, Elijah y sus respectivos acompañantes brindando en una cena, mientras ríen sin parar, pues son felices al fin, resolvieron sus problemas y después de tooooodo lo sucedido a lo largo de seis temporadas, siguen siendo un grupo de amigos que conviven de vez en cuando. Pues NO.


En realidad, el  final de GIRLS sucedió en el penúltimo episodio (‘Goodbye Tour’), ese momento en el que Hannah baila como molusco, Jessa como robot, Shosh abraza a su fiancé y Marnie se mueve muy sutilmente al ritmo de ‘How Do We Get Back To Love’ (great choice, btw). Ese momento en el que Hannah voltea a ver a cada una de sus amigas en cámara lenta, con una sonrisa en la boca. Para mí, fue el final PERFECTO.

A pesar de que esperábamos ver más de todas en el último episodio, tal vez no como mejores amigas, pero más de qué pasó con cada uno de los personajes, no fue así. Lo cual me hace querer volver a ver la última temporada con más atención. En realidad, sí supimos qué pasó con Shosh, Marnie, Jessa, Adam, Ray, los papás de Hannah y Desi a lo lago de la sexta temporada.

Lo que Lena Dunham hizo fue dar las pistas suficientes para que se entendiera cuál será el futuro (probablemente a corto plazo) de los personajes. Shosh se casa con un chico –aparentemente- fancy, Ray encuentra a una mujer que tiene los mismos intereses que él, Marnie por fin gana el título de mejor amiga, aunque no está segura de qué es lo que realmente quiere en la vida. Desi… bueno, pobre de él, Jessa y Adam se quedan juntos, aparentemente, pero sabemos que eso no tiene mucho futuro que digamos, Tad Horvath es felizmente gay y Loreen logró al fin dejarlo ir. Elijah por fin encuentra algo en lo que es realmente bueno, ¡se dedicará al teatro! Y Hannah… nunca dejara de ser Hannah, con la diferencia de que ya es mamá, se dedicará a dar clases y tiene una linda casita alejada de Nueva York. ¿Es el final que queríamos para Hannah? En realidad no. Queríamos, al igual que ella, que se convirtiera en una escritora famosa, ¡que triunfara!… o ¿no?. ¿De verdad pensábamos que Hannah lograría su sueño?

“I think we should all just agree to call it,” fue la última línea de Shosh. Ouch. Eso nos hace creer que –posiblemente- la amistad entre estas cuatro chicas jamás volverá a ser la misma (ya no lo era desde hace un tiempo), pero tampoco significa que ya no se verán nunca más. Tal vez nunca lo sabremos, tal vez Lena de verdad se aviente a hacer una película de GIRLS en un futuro (ha dado varios hints de que tal vez suceda). Es doloroso no verlas juntas y felices después de seis temporadas, ¡cinco años! Pero a la vez es un reality check… así es la vida.

girls tv series

Lo que Lena logró con GIRLS es increíble. No solo mostró a cuatro chicas con distintas personalidades y en todas sus tontalidades, sino que abrió camino a que hablemos más de lo complicado que es ser mujer, millennial, gay, no tener el cuerpo perfecto, estar perdido, tener sueños y ambiciones, que te rompan el corazón, tener una adicción, sentirte fuera de lugar, sufrir de una enfermedad mental, cometer errores, tener aciertos, no tener trabajo/dinero, intentar cosas diferentes, fracasar, perder amigos, sentirte sol@, encargarte de tu propia vida y seguir adelante. Lo que Lena nos enseñó con GIRLS es la realidad… hasta los últimos segundos del show. The truth, truth, truth and nothing but the truth. LIFE HAPPENS y no será ni cercanamente a lo que imaginaste.

Gracias, GIRLS. Te vamos a extrañar.

*NOTA de Sara: No puedo no comentar el final. Así que me subo en este post para una pequeña aportación. El final fue increíble, al menos después de meditarlo. Spoiler alert: Hannah tiene un colapso por ser madre, pero al final cae en cuenta de quién es y dónde está parada (ella ya no es una bebé) cuando se topa con una teenage brat y se da cuenta que (a mi parecer) todo los consejos que le grita son para ella. La adolescente es la nueva generación, ahora ella debe crecer, ahora ella será la generación de arriba. Da paso a otros y ella puede aceptar lo que es.

Por eso insisto sí se me hace una voz de la generación Millennial, la cual se niega a crecer, es totalmente narcisista y la realidad nos llega como una bofetada. Vemos a nuestras madres y no tenemos idea como hacían las cosas -a mi edad mi madre era madre soltera manteniendo a dos hijas, yo todavía intento comprender a Hacienda y pagar mi renta- todo parecía tan sencillo, al igual que Hannah hablando con su madre. Aunque no me identifico con muchas cosas, si creo que en esencia refleja esa sensación, y esa parte de llegar al momento en la vida en la que dices: ok, tal vez mi sueño era otra cosa, pero es momento de un reality check y seguir adelanto con lo que tengo y lo que puedo lograr.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •